Columnas
2012-08-20
657 lecturas

Andrés Román
especial para G80

Elecciones municipales y la lucha estudiantil

El poder político está hoy en manos de gente que no quiere que las cosas realmente cambien en beneficio de la mayoría.  Quedó claro en estos días cuando los estudiantes fueron testigos nuevamente como la elite política que domina el Parlamento se dividió en torno a la mezquina reforma tributaria que el gobierno de los empresarios quiere llevar adelante para según ellos financiar la educación.   El problema de fondo no es la reforma tributaria, y aunque si es importante la cantidad de dinero recaudado por el Estado, no hay ningún avance en la regulación del lucro hacia los dueños de la educación, universidades y colegios que mantendrán e incluso podrían aumentar sus ganancias.  La cuestión de fondo es que para que tenga solución el problema de la educación y en definitiva la del bolsillo de los padres que tienen que pagar muy caro para educar a sus hijos, es que ellos no están representados en los puestos del Parlamento y, claro, menos en el gobierno.  En este lugar no hay espacio para que las demandas de los trabajadores y en particular los jóvenes tengan la posibilidad de ser resueltas.

La crítica de Camila Vallejo a los parlamentarios de la Concertación que votaron a favor de la reforma tributaria de Piñera es correcta. Es necesario denunciar a los que,  bajo la presión de las movilizaciones estudiantiles, cínicamente reconocieron que los estudiantes tenían razón en su protesta.  Pero una cosa es reconocer el problema y sacarse fotos con los dirigentes estudiantiles y otra, muy distinta,  es defender con proyecto en mano el acceso gratuito de los hijos de los trabajadores, la mayoría de la población, a la educación., nada de esto hay en las manos de algún parlamentario, puesto que ello significaría un golpe a la lógica capitalista imperante de que el mercado soluciona todo  asumida por la mayoría de los dirigentes políticos actuales, de todos los partidos con representación parlamentaria.

La dirigente estudiantil tiene muchas razones para criticar el actuar de estos caraduras del Parlamento, sin embargo toda su crítica se deshace cuando por otro lado, el partido en el que milita Vallejo ha firmado un pacto electoral con los mismos que no están dispuestos a atender las demandas estudiantiles.  La Concertación, una alianza política de partidos burgueses y socialdemócratas, que nada hizo en 20 años por la educación gratuita y de calidad, no es un aliado del movimiento estudiantil. Como quedo claro en estos días, la Concertación sigue siendo enemiga de los estudiantes, tanto o más que la Derecha que por lo menos no oculta su abierta oposición a que la juventud pueda acceder a una educación gratuita y sigue planteando que el lucro o “emprendimiento” de los dueños del negocio de la educación es lo mejor que ha pasado.

¿LA VIA ELECTORAL PARA RESOLVER EL PROBLEMA?

El movimiento estudiantil 2012 está en una nueva encrucijada, sus demandas no tienen cabida bajo el actual sistema político y ni bajo este gobierno, parlamento y municipio.  El movimiento estudiantil necesita ocupar los espacios robados por toda la elite política de los partidos del sistema.   La jugada del Partido Comunista y de otras nuevas formaciones de izquierda de pactar abiertamente o por omisión con los enemigos de los estudiantes y los trabajadores , para aumentar la presión desde dentro de la estructura del Estado, según ellos,  para desde ahí dar cabida a las demandas de los jóvenes se convierte en un fiasco.  Porque primero se pacta con la Concertación que nunca hizo algo decente por la educación mientras estaba en el gobierno e incluso profundizo un modelo de educación que le dijo al capitalista; ven, hazte cargo de una universidad o liceo,  te daremos recursos del Estado y obligaremos a los clientes (estudiantes o padres) a endeudarse con la banca y podrás hacerte rico.  Segundo porque pretende en el mejor de los casos orientar las demandas de los estudiantes y sus padres por el camino electoral, sin embargo lo más probable es que en este proceso toda la maquinaria de los partidos intente omitir las demandas por una educación pública, gratuita y de calidad.  Postular a la  Alcaldía o al Concejo municipal  con el apoyo de los podridos partidos de la Concertación,  a un dirigente que recién el año pasado era parte del movimiento  estudiantil es simplemente engañar y peor aún,  es seguir dando crédito a un sistema político que no está en condiciones, dado los intereses de clase a la que representa, de dar solución a los trabajadores y sus juventud.

INTERVENIR EN LAS MUNICIPALES PERO NO COMO ELLOS QUIEREN

Los estudiantes y los jóvenes hijos de trabajadores en general deben participar en esta lucha electoral, pero no como los partidos tradicionales y sus políticos quieren.  Los municipios están atados de pies y manos con el problema de la educación y por más que un alcalde bien intencionado pretenda elevar el nivel de calidad de las escuelas y liceos municipales chocara una y otra vez con el presupuesto para cubrir este derecho. Así como está, con toda su estructura legal y enormes limitaciones financieras el municipio, salvo los de más ingresos donde viven las familias ricas y que son contados con los dedos de la mano, no está en condiciones objetivas de atender la demanda por educación gratuita y de calidad. Sin embargo el tema legal y económico es superado por la cuestión política, la representación política en los municipios es tanto o más deficitaria. Actualmente estos funcionan como un directorio que tiene que administrar recursos y repartir el presupuesto según la prioridades que, tiene una sola autoridad: el Alcalde, y aunque este quisiera que el municipio tuviese educación de calidad y gratuita, simplemente no alcanzarían los recursos.

Por otra parte el rol de los Concejales solo sirven para ser consultados y al final es el Alcalde quien toma las decisiones. Ni hablar de los llamados Cescos (concejo económico y social)  que en teoría son órganos donde están representadas las organizaciones de la comuna pero que en la práctica no funciona o si funcionan son funcionales al alcalde de turno.   Así las cosas, hoy tenemos 345 dictaduras comunales y francamente no es ningún honor pretender integrar un organismo con estas características donde la verdadera representación popular esta negada por ley.

HAY QUE TOMARSE TAMBIEN LOS MUNICIPIOS

El actual municipio es un lugar donde los trabajadores organizados en sus juntas de vecinos,  comités de allegados, clubes deportivos  o sus sindicatos NO TIENEN cabida.  Y menos un lugar para  que las demandas mas sentidas por la población como la educación o salud puedan ser resueltas.  Sin embargo, la lucha de los trabajadores y los estudiantes no puede abstenerse de participar en este proceso electoral y guardar su lucha para después de las elecciones. No hay que permitir que los partidos políticos tradicionales se arroguen un derecho de representación que no se merecen, no hay que permitir que la lucha por educación gratuita sea puesta en el congelador mientras la fiesta millonaria de la Concertación y la Derecha, con  carteles y paredes pintadas llamando a votar por tal o cual fulano, oculte un problema real de millones de personas. Por eso el movimiento estudiantil debe retomar la ofensiva y darle duro a esta farsa electoral que los partidos del sistema quieren imponer para canalizar demandas que no solo requieren más recursos económicos sino que necesita sacar del poder a los que quieren seguir controlando el Estado para sus intereses personales y los de la minoría más rica.

Hay que seguir movilizados, pero la toma de liceos o universidades no da resultados y solo ha servido para dividir al movimiento estudiantil entre los que creen que la toma es necesaria porque brinda identidad y quiere decir “acá estamos de nuevo”, y los que creen que es mediante la presión
sobre los políticos del sistema  para que acojan las demandas y reformen las leyes.  Ambos métodos no están dando resultado porque todavía la lucha estudiantil a pesar del enorme apoyo popular no envuelve objetivamente al sector social clave en esta lucha: los trabajadores organizados, los padres de esta juventud que aún permanece sola en la calle.

Es necesario dar un paso adelante en la lucha estudiantil, hay que aguarles las elecciones a los políticos tradicionales, que ni siquiera son capaces de reconocer que la estructura municipal no sirve para resolver un problema urgente.   Además de tomarse los liceos, habrá que tomarse los municipios para dejar en claro que es también desde los organismos locales del Estado donde comienza todo.  Y si hay candidatos fuera de los pactos de los partidos tradicionales estos deben comprometerse con la lucha por  educación gratuita y ante todo para que los municipios sean verdaderos órganos de representación popular y no los feudos o seudo-directorios de empresa (corporaciones) como lo son en la actualidad.

TRABAJADORES MAS ESTUDIANTES ORGANIZADOS CON UN PROGRAMA DE LUCHA

Para esto es necesaria la organización de los trabajadores junto al movimiento estudiantil; este es el único pacto político que tiene el peso necesario para lograr los cambios.  En lugar de pactar por puestecitos más o puestecitos menos en el municipio, hay luchar por cambios estructurales como los mismos estudiantes están planteando.

Nacionalización de los recursos mineros, acceso gratuito a la educación, salud y vivienda, terminar con las AFPS y su gran estafa a los trabajadores, y el llamado aprovechando la coyuntura electoral,  a una Asamblea Constituyente donde los municipios sean transformados en concejos democráticos donde esten representados todos las organizaciones locales para dar paso a una Asamblea Nacional que termine con la inoperancia y privilegios del actual Parlamento, una Asamblea que sea ejecutiva y resuelva a favor de la mayoría y no, como hoy, donde hay un parlamento y gobierno que solo representan los intereses de los grandes empresarios.

El socialismo no es solo una buena idea, tampoco es una utopía cargada de simbolismos e iconos de luchas pasadas.  Es ante todo un programa revolucionario, el peor enemigo del lucro, la bestia negra del capitalismo, un arma, que los trabajadores y los jóvenes que hoy luchan por educación gratuita, deben tomar para combatir a este sistema de clases que no resuelve los problemas de la mayoría y solo beneficia a una minoría económica y política que quiere por ley  perpetuar el abuso, el lucro, la corrupción y la decadencia de su sociedad capitalista..

Y como dice la canción de Molotov; Porque somos más, jalamos más parejo, Porque está siguiendo a una bola de pendejos, Que nos llevan por donde les conviene, Y es nuestro sudor lo que los mantiene, Los mantiene comiendo pan caliente, Ese pan es el pan de nuestra gente.

La abstención activa si solo se trata de restarse de este proceso electoral que se avecina es algo que más se acerca al oportunismo que a una política revolucionaria.  Es cierto, hay mucha indignación contra el sistema político y sus representantes, pero esto no quiere decir que por eso los revolucionarios no van a presentar sus cartas y marcar la diferencia con un programa y políticas de clase que no solo denuncien al actual sistema sino que también sea capaz de entregar una alternativa de organización a miles de trabajadores y jóvenes que quieren organizarse para terminar con el capitalismo y sus representantes.  Es posible romper el binominal, pero no con pactos entreguistas ni negociaciones bajo la mesa, hay que hacerlo con una política clara y si la democracia burguesa libera presión cada tantos años con sus elecciones, pues allá vamos.  Pero no vamos por un puestecito municipal,  ni menos por creer que “desde adentro”  se pueden cambiar las cosas.  Usamos su circo y farsa electoral para denunciar lo podrido de su sistema pero más importante aun; para organizarse contra el capitalismo y plantear un programa socialista revolucionario.

Andrés Román
Socialismo revolucionario

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



8.030 lecturas en total tienen las 9 columnas de Andrés Román con 892 lecturas en promedio por columna
Columnas de Andrés Román
2013-07-11
Quieren cambiar el binominal por otra trampa
586 lecturas

2012-12-30
La Universidad del Mar debe ser estatizada
750 lecturas

2012-11-03
IGUALDAD debe avanzar en organización, después de este 28 de octubre
475 lecturas

2012-08-20
Elecciones municipales y la lucha estudiantil
658 lecturas

2012-08-12
Llamamos a votar por los candidatos en las listas de IGUALDAD
665 lecturas

2012-05-15
El salario mínimo que necesitamos los trabajadores
1083 lecturas

2012-02-16
Transantiago: evadimos el pasaje, pero son ellos los que roban
1567 lecturas

2011-05-25
Hydroaysén: surge una verdadera oposición al gobierno
1196 lecturas

2011-01-17
Magallanes en Paro contra el Gobierno de Piñera
1050 lecturas




Hay 34 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA