Noticias
2012-11-30
1053 lecturas

Muchos trabajadores no estamos satisfechos con este acuerdo, y por varias razones:
RESULTADOS DE NEGOCIACIÓN DE LA MESA DEL SECTOR PÚBLICO

Ayer (el 26 de noviembre) se entregó el Acuerdo final, en conferencia de prensa conjunta, los 14 representantes del sector público, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa y los ministros de Hacienda, Felipe Larraín y del Trabajo, Evelyn Mathei, se mostraron satisfechos. El día 30 de Octubre se realizó la primera reunión entre la Mesa del Sector Público (MSP) y el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, con miras a la negociación del reajuste 2013 para los trabajadores estatales. Encabezó la delegación que visitó al ministro la presidenta de la Central, Bárbara Figueroa, y fue acompañada por dirigentes de los 14 gremios, entre ellos el presidente de la ANEF, Raúl de la Puente. Ahí presentaron el documento donde justifican la petición de un reajuste de un 8.5%, y de un diferencial (30% más) para quienes reciben sueldos bajo los $ 750 mil líquidos, lo que significaría un 11,05% de aumento. (www.cut.cl)

Esta negociación es tal vez la más importante del país, porque involucra a cerca de 600 mil trabajadores, se realiza directamente con el gobierno de turno y tiene fuerte repercusión en el ámbito sindical, influyendo sobre otras negociaciones.

Muchos trabajadores no estamos satisfechos con este acuerdo, y por varias razones:

1. Por sobre los resultados se puede decir que, lo que se ha presentado frente a los trabajadores fiscales y al país es una forma oscura y antidemocrática de resolver las demandas sociales y laborales. El Petitorio se hizo entre cuatro paredes y después se negoció a espalda de los trabajadores, porque nunca se hicieron asambleas para analizar la oferta del gobierno, nunca se sometió a votación una propuesta, y tampoco se le preguntó a las bases si estaban dispuestas a movilizarse por el Petitorio y el 8,5 % de reajuste. Eso explica el magro resultado obtenido, aunque todos tratan de presentar este acuerdo como un triunfo, como un gran beneficio obtenido por los 14 representantes de los trabajadores fiscales y Bárbara Figueroa, la nueva presidenta de la CUT. Pero la satisfacción y euforia de los ministros delata la triste realidad: si del 5% de reajuste restamos el IPC y vemos que de los otros puntos del petitorio solo quedaron mesas de trabajo y nada concreto, finalmente poco queda en la palangana de los trabajadores. Esta práctica sindical, que se ha mantenido por más de 20 años, es la que nos tiene inmovilizados y empobrecidos. Hay que cambiar esta forma de hacer las cosas, hay que invertir la pirámide de poder para que las bases decidan y no la cúspide sindical.

2. EL magro resultado obtenido: un pobre 5% y bonos reducidos. Decimos que 5% es poco porque es nominal y no real, es decir, hay que descontar el IPC global, que los últimos 12 meses acumula un 2,9%, por lo tanto el saldo sería un 2,1%. (Fuente: INE)

El año pasado se obtuvo un reajuste de 4,5%, mientras que el IPC llegó al 4,4%, lo que nos dejó en términos reales un 0,1%. Esto significa que, debido al alza de precios perdimos lo poco obtenido como reajuste de sueldo. Otro dato importante es que, el IPC engloba todo tipo de productos, pero todos sabemos que la mayor parte del sueldo se gasta en alimentación, y sucede que en este rubro se ha acumulado en los últimos 12 meses un incremento de precios de 9,1%, y específicamente en frutas y verduras un 31,5%.(Fuente: INE).

Por otra parte, el crecimiento del PIB del año pasado fue de 6%, esto significa que la riqueza producida en el país aumentó, y por lo tanto los ingresos aumentaron en la misma proporción, tanto en las empresas privadas como en el Estado. Finalmente, en el ejercicio del año pasado los trabajadores obtuvimos del crecimiento de la economía un 0,1%, mientras que los empresarios y el Estado se quedaron con el 5,9% restante. (Fuente: Banco Central de Chile)

¡¡¡ESTO EXPLICA LA ENORME DESIGUALDAD QUE HAY EN CHILE!!!

3. Los sueldos mínimos por estamento que se fijaron no cambian la realidad actual, porque se incrementan un 5% igual que los demás. Es una burla para los trabajadores de menores ingresos, este punto ni siquiera se tomó en serio.

4. Las Mesas no garantizan nada, son dilatorias. Las 11 mesas o comisiones de trabajo para resolver los 11 temas pendientes tienen una fecha para presentar sus conclusiones, pero no tienen un norte un objetivo definido por lo que no sabemos que resultará de ellas, sus resultados serán sometidos a la aprobación de otra instancia como es el Parlamento, con lo que iría en la ley de presupuesto del siguiente año. De todos modos, los trabajadores de base quedamos al margen de la discusión y de lo que se aprobará finalmente. Tal vez, pase lo mismo que pasa siempre, que todo el petitorio se va al tacho de la basura y se discute solamente el número, la cifra de reajuste de salario. Los temas pendientes que se resolverían en estas mesas a mediados del 2013 son:

1. Seguro de cesantía para los funcionarios públicos.

2. Asignaciones a técnicos y profesionales.

3. Viáticos.

4. Acoso sexual y laboral, Código de buenas prácticas laborales.

5. Cuidado infantil.

6. Permiso postnatal parental.

7. Trabajo decente, que abordará las temáticas de estabilidad laboral y carrera funcionaria.

8. Regulación de Honorarios.

9. Asignaciones y Bonos de Zonas y Zonas extremas.

10. Libertad sindical y Prácticas antisindicales.

11. Cobertura de la Ley de Reajuste General del sector público y sus beneficios.

5. El instructivo basado en las calificaciones que aparece en este Acuerdo tampoco es un logro, porque las calificaciones son subjetivas. Se dice que gracias a este Instructivo los despidos de funcionarios públicos quedan ligados al desempeño, a las calificaciones que presenta cada uno. Sin embargo, el proceso de calificaciones adolece de vicios, es arbitrario y poco transparente, y la Contraloría que debe velar por que se cumpla con toda la normativa y procedimientos, tampoco es garantía para los trabajadores. Una muestra: El periodo 2010-2011 hubo irregularidades en la JUNJI Metropolitana, que se denunciaron a Contraloría, pero Contraloría fue incapaz de corregir asertivamente.

6. La Previsión como tema queda fuera de las mesas. Parece extraño que este temática tan sentida por los trabajadores, ni siquiera se discuta. Parece que protegen a los dueños de las AFPs o temen que esto pueda escapársele de las manos debido a la presión que pudieran ejercer los trabajadores, que ven como una salida a la crisis previsional una reforma real a este sistema, es decir, que se elimine el negocio de las AFPs y se cree un sistema estatal, único, solidario y que garantice pensiones dignas, que les permita mantener el nivel de vida.

7. El bono de vacaciones de $ 60 mil para los sueldos más bajos y $ 40 mil para los más altos, está financiado con el Bono de término de conflicto ya que este año es más bajo. El año pasado el Bono de término de conflicto fue de $ 230 mil para los sueldos más bajos y de $120 mil para los sueldos más altos. Además no se dice si este Bono de vacaciones será permanente de este año para adelante. Sería conveniente agregar también un bono de locomoción para los trabajadores fiscales, ya que hoy en Santiago lo mínimo que gasta una persona son $ 26.400. mensuales, lo que en al año alcanza a $316.800.

8. El gobierno comenzó ofreciendo un reajuste de 4%, posteriormente accedió a un 1% adicional, por lo que los dirigentes sindicales se entregaron sin pelear y sin consultar a los trabajadores de base, ni siquiera se informó de las dos últimas reuniones, las decisivas. El ministro Larraín dice muy complacido que, la presidenta de la CUT desde un principio manifestó su disposición para cerrar un acuerdo. Esto es lamentable, porque hubiésemos preferido que nuestra dirigencia sindical se esforzara por obtener más beneficios para los funcionarios públicos, o al menos, consultará a las bases antes de firmar tan cordialmente. En esas reuniones nadie se puso en los zapatos de los trabajadores.

9. Los dirigentes de los 14 gremios y los ministros declararon en conferencia de prensa que es un Acuerdo histórico porque firmaron los 14 presidentes de la Mesa del Sector Público y la presidenta de CUT, por lo que se entregará la propuesta al Parlamento con un acuerdo previo.

Es cierto que primera vez que los dirigentes de la MSP ceden tan fácilmente a los requerimientos del gobierno de turno, ni siquiera con los gobiernos “socialistas” fueron tan generosos y genuflectos. Los ministros Larraín y Mathei se jactan diciendo que por lo menos desde hace 7 años que los 14 dirigentes no aceptaban en forma unánime la oferta del gobierno.

Sin embargo, lo único histórico fue el 10% obtenido el año 2007, y la diferencia estuvo en que no hubo acuerdo porque se peleó hasta el final, y gracias a eso conseguimos mucho más que hoy. Solo para recordar, se obtuvo además un Bono de término de conflicto de $ 250.000 y un Bono de vacaciones por $ 120.000 para todos, entre otros logros.

En síntesis, es claro que los trabajadores no podemos quedarnos confiados esperando que en las alturas se resuelva nuestro futuro. No podemos confiar en el Gobierno de turno, en un sector del Parlamento, los Tribunales de Justicia, o en mediadores como la Iglesia, ya que estas instituciones son funcionales al sistema que perjudica a los trabajadores. Estamos convencidos que debemos movilizarnos unidos, luchar sin cesar por nuestros derechos y así lograr mejores condiciones de vida para nuestras familias.

Debemos democratizar nuestras organizaciones sindicales para que haya negociaciones transparentes y sean las bases quienes decidan. Dicho de otra forma: que surjan de la base los petitorios, que los dirigentes vayan mandatados por sus asambleas a las negociaciones; que las asambleas voten si aceptan o rechazan la propuesta que viene del gobierno de turno o la empresa; que se decida en asamblea el plan de movilización, la Huelga es un derecho y una formidable herramienta de lucha, por lo que debe decidirse su uso en la base y no en cúpula sindical; y finalmente, que sean revocados de sus puestos los representantes que no cumplan o francamente traicionen la confianza depositada.

Es imprescindible que los sindicatos, federaciones, asociaciones de funcionarios y la CUT se transformen en verdaderas herramientas de lucha, uniendo y coordinando las fuerzas para movilizarnos, de manera que podamos avanzar efectivamente hacia una sociedad más justa.

27 de Noviembre del 2012.-

DIRIGENTES AJUNJI REGIÓN METROPOLITANA
Juana González Mella
Sandra Oses Alarcón
Soledad González Aravena

Comunicaciones G80

Comenta con ayuda de Facebook (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios
Últimas Columnas
Sociología de las elites delincuentes. De la criminalidad de cuello y corbata a la corrupción política por Leopoldo Lavín Mujica
En avanzado estado de juventud por Alicia Gariazzo
El MIR Chileno: Balance esencial a cuarenta años de la caída en combate Miguel Enriquez por Sergio Grez
Confepa: ¿Un monstruo creado por la Nueva Mayoría? por Karen Hermosilla
Quo Vadis por Manuel Riesco
Otras noticias
2014-11-22
LAURENCE MAXWELL DETENIDO EN CIUDAD DE MÉXICO
2014-11-19
AGUANTE LA VIDA 2014 ¿DERECHOS DE AGUA?
2014-11-19
ENFERMOS Y POBLADORES OCUPAN EL SERVICIO DE SALUD METROPOLITANO NORTE

Búsqueda personalizada


Hay 43 usuarios visitando www.generacion80.cl